Eduardo Lausse, “El Campeón sin Corona”

Campeones En El Ring agosto 24, 2013 0
Eduardo Lausse, “El Campeón sin Corona”

Por Daniel De Bonis

Lo que distingue a un campeón de Boxeodel resto de los competidores es, sin dudas, ser el mejor y eso queda casi siempre sellado con la obtención de un trofeo, un cinturón, una corona. Casi siempre, porque en este caso Eduardo Lausse no tuvo una corona, pero sin dudas, fue el mejor de todos en su categoría, en una época dorada del boxeo argentino, incluso para algunos entendidos, hasta mejor que el mismísimo Carlos Monzón, quien tuvo su corona y la defendió en catorse oportunidades.

Nació un 27 de noviembre de 1927 (y no como figuraba en su documento el 8) y pasó los primeros años de su infancia en Villa Urquiza, más precisamente en la calle Burela entre La Pampa y Echeverría. Ya desde chiquito soñaba con ser boxeador e ir a disputar peleas en Estados Unidos. Para alimentar ese sueño, ya desde ese entonces se “calzaba” los guantes en la esquina de la casa en donde había un almacén y se armaban pequeñas peleas en donde también participaban algunos mayores.

A poco de cumplir diez años se trasladó junto a sus padres (José y Ana) y sus tres hremanos a Lomas del Mirador, en la Provincia de Buenos Aires en donde, para terminar de tomarle el gusto al boxeo, se armaban peleas en la que se enfrentaban los muchachos de capital y los de provincia. Fue ahí que se ganó el apodo de “el Puma de la provincia”. La primera pelea que allí realizó, la disputó ante quien a lo largo del tiempo sería un gran amigo suyo, Armando garcía. Corría el año 1938.

Admirador de otro gran púgil de esa zona como Justo Suárez, su primera pelea la efectuó a los doce años y, como era manor de edad y no hubo fallo, empató ante Oscar Sostaita (que más adelante también sería profesional). Zurdo natural, un profesor que tenía en el Club Atlético San Lorenzo de Almagro de apellido Roca le sugiró que se parara como diestro, a lo que él le respondió que “no cambiaba nada” y tras la insistencia por parte del técnico cambió y empezó a pelear con la mano y el pié izquierdo adelantados. De esa manera llegó al Club Alumni (que se encontraba en la avenida General Paz y Provincias Unidas) y se enfrentó a un muchacho que ya tenía experiencia sobre el cuadrilátero y , cuenta la historia, que antes del minuto, cruzó su mano izquierda en cross y terminó el match. Ahí comprobó que no le costaba nada boxear en guardia zurda.

Descubierto por Lázaro Koci (quien también descubrió a Pascual Pérez y Gatica) fué a pelear a Mar del Plata por unos pocos pesos y se enfrentó a un boxeador que le llebaba diez kilos; resultado: Lausse lo puso ko. Fue ahí que le plantearon ir a entrenar al Luna Park, pero a Lausse no lo convencía porque en ese entonces se comentaba que a su ídolo Justo Suárez lo habían robado sus mánagers y temía que le pase lo mismo. A la recomendación de ir a entrenar al Luna, se le sumó otra que le aconsejaba que fuera con los hermanos Porzio (Alfredo y Tino).

Con Tino Porzio formaron una gran dupla, cada vez que Lausse llegaba al rincón luego de un round molesto, Tino lo calmaba y le decía que esperara a que él le dijera cuando ponerlo ko al rival, entonces calmo, esperaba la orden y cumplía.

Su debut profesional se produjo el 8 de marzo de 1947 en el Estadio Luna Park en donde se enfrentó a Jorge Mc Caddon (años más tarde rival de José María Gatica) y ganó por ko técnico en dos. De ahí en más cosechó una serie de 17 peleas ganadas de manera consecutiva de las cuales sólo dos ganó por puntos hasta perder por primera vez en su campaña ante Amelio Piceda por puntos en doce.

El 17 de febrero de 1953 hace su debut en los Estados Unidos ganándole por ko técnico tras cinco asaltos a Johnny Darby en el Westchester County Center de Nueva York. Al mes siguiente, el 3 de marzo, se enfrenta en el mismo estadio ante Gus Mell y a quien vence en el primer round también por ko técnico. Su tercera pelea en los Estados Unidos la realiza el 13 de abril del mismo año en el Arcadia Ballrrom y en seis asaltos termina con Tommy Smith (ko técnico).

De vuelta en Argentina enfrenta en el Luna Park a Antonio Frontado (6 de mayo del ´53) y a Antonio Cuevas (13 de junio del ´53) a quienes vence por ko en el séptimo y sexto round respectivamente. Al mes siguiente (11 de julio) y otra vez en en el ring del Luna Park, se enfrenta a Mario Díaz por el Título Argentino vacante alzándose con un triunfo por ko en el cuarto capítulo.

Seis victorias más en fila (todas por ko), vuelve a los Estados Unidos y enfrenta en el Eastern Parway Arena de Brooklyn a Jesse Turner y lo vence en fallo dividido en diez rounds (12 de abril del ´54). El 7 de mayo del mismo año se enfrenta a Chico Varona en el St. Nicholas Arena de Nueva York a quien liquida en siete capítulos, y el 4 de junio se presenta en el mítico Madison Sq. Garden y en dos asaltos deja fuera de combate a Joe Rindone.

Cinco victorias más en cadena (una de ellas en Brasil ante Nelson de Andrade) y vuelve a pelear en Estados Unidos ante Gil Edwards el 28 de marzo del ´55 en Providence y lo vence por ko técnico en cinco asaltos. Diecinueve días más tarde vence por ko ténico en cuatro asaltos a Georgie Small en Boston, y el 13 de mayo de 1955 en el Madison Sq. Garden le gana en fallo unánime en diez rounds a Ralph Tiger Jones.

Una victoria por puntos en doce vueltas ante Kid Gavilan en el Luna Park (3 de septiembre de 1955) y una por ko en dos ante Oscar Barreiro en Montevideo y otra vez a los Estados Unidos a enfrentar a Gene Fullmer en el Madison (gana en fallo unánime en diez vueltas el 25 de noviembre del ´55). Luego llegaría una victoria ante Johnny Sullivan en Cleveland en cinco rounds (7 de diciembre) y un empate ante Milo Savage en diez (6 de enero del ´56) para perder el invicto en Estados Unidos ante Bobby Boyd en el Chicago Stadium (por puntos en diez vueltas el 15 de febrero de 1956).

A su regreso del exterior tendría la chance de combatir por el Título Sudamericano que se encontraba vacante ante el chileno Humberto Loayza en el Estadio de Corrientes y Bouchard el 9 de junio de 1956. Nocaut en la tercera vuelta y nuevo Campeón Sudamericano mediano.

El 3 de agosto del ´56 vence en tres asaltos a Luis Colman y llegaría su primer combate ante Antonio Selpa. La pelea se llevó a cabo el 10 de agosto de 1956 en la ciudad de Bahía Blanca y tendría como ganador a Selpa por puntos luego de efectuados diez asaltos y sin títulos (Argentino y Sudamericano) en juego.

Dos meses más tarde (13 de octubre) y ya con los títulos en disputas Lausse y Selpa se vuelven a enfrentar pero esta vez en el Estadio Luna Park. Nocuat técnico en 13 rounds en favor de Selpa y Eduardo Lausse resignaba los títulos Argentino y Sudamericano.

Luego de esa derrota, ganó seis combates seguidos, cinco en forma categórica y uno por puntos (ante Andres Selpa el 27 de septiembre del ´58 sin títulos en disputa y en el Luna Park) y volvió a los Estados Unidos en donde se enfrentó a Wilf Greaves, venciéndolo por ko técnico tras cuatro capítulos en el Madison Sq. Garden (18 de marzo de 1960) y perdiendo ante Marcel Piqou por ko técnico en siete asaltos (17 de junio, en el St. Nicholas Arena). A su vuelta al país realizaría su última pelea el 19 de noviembre de 1960 en la esquina de Corrientes y Bouchar. Esa noche se enfrentó a Víctor Zalazar a quien noqueó en ocho vueltas, poniendo fin a una campaña de 87 peleas, de las cuales ganó 75 (62 de manera categórica), perdió 10 (3 de las cuales por ko) y empató 2.

Ídolo indiscutible de toda una generación, falleció el 8 de mayo de 1995 por una insuficiencia cardíaca a los sesenta y ocho años, dejando una frase común en toda aquella persona que lo vió boxear: Lástima que nunca le dieron la chance de pelear por el título”.

Dejá una respuesta »