Homenaje a un grande: Hoy cumpliría 71 años Carlos Monzón

Emanuel Tocco agosto 7, 2013 0

Carlos Monzón nació en la localidad de San Javier en la provincia de Santa Fe, el 7 de agosto de 1942. Era el quinto hijo de Amalia Ledesma y Roque Monzón, de orígenes humildes.

Así como tantos otros ídolos de nuestro deporte, Monzón marcaría aquella fecha con su llegada a este mundo para que todos, los que vivimos en el mundo del boxeo y también los ajenos, recordemos este día como uno de los más importantes de nuestra historia deportiva.

El 6 de febrero de 1963 hizo su debut como profesional, enfrentando a Ramón Montenegro, a quien derrotó por K.O. Su fama fue creciendo sostenidamente, hasta su primera consagración al participar en un certamen organizado en el famoso estadio porteño Luna Park por el mánager Juan Carlos Tito Lectoure. En este certamen obtuvo una famosa victoria contra “El torito de Pompeya”, aguerrido boxeador de aquel entonces. Esto hizo que Lectoure se fijara en él y comenzara a organizar eventos internacionales para foguearlo, en su mayoría contra pugilistas estadounidenses.

“Escopeta”, como le solían decir aludiendo a su cuerpo delgado y alto, se ganó el respeto y la admiración de todos aquellos que presenciaban sus combates, en los que a través del jab izquierdo preparaba a sus víctimas para luego explotar con los rectos de derecha, como aquel que le permitió consagrarse campeón mundial en noviembre de 1970 al derrotar por nocaut técnico en el 12° round al italiano Nino Benvenuti, convirtiéndose en el nuevo Monarca de los medianos AMB y CMB, hecho que defendería hasta su retiro en 1977.

Caracterizado por su potencia, su ritmo apaciguado y sus golpes de nocaut, consiguió realizar 14 defensas exitosas de su corona hasta su retiro en 1977, culminando con un récord de 87 ganadas (KO 59), tres reveses y nueve empates.

Los únicos que pudieron vencer a este icono mundial fueron:

El oriundo de La Plata Antonio Aguilar, venciéndolo por puntos en un combate a diez vueltas disputado en el Luna Park en 1963. El paulista Felipe Cambiero, derrotándolo por puntos de un pleito a ocho rounds disputado en Auditorium Río TV, Río de Janeiro, en 1964, donde el argentino cayó tres veces a la lona.  Y el cordobés  Albeto Massi, quien también le ganó por puntos, esta vez en el Córdoba Sport Club en octubre de 1964.

Una vez retirado de la actividad, se casó con Alicia Muniz con quien tuvo un hijo. El 14 de febrero de 1988 en un confuso episodio, muere su mujer producto de las heridas causadas al caerse del balcón de su casa de Mar del Plata, apuntando al boxeador como el único culpable según la justicia argentina, siendo sentenciado a 11 años de prisión por homicidio simple.

Cuando se encontraba en la etapa final de su condena, comenzó a gozar de salidas restringidas para trabajar. En una de ellas murió en un accidente automovilístico el ocho de enero de 1995, en la localidad de Los Cerrillos en la provincia de Santa Fe.

Amílcar Brusa, quien fue su entrenador y principal formador, expresó tiempo después de la muerte de su pupilo: “Monzón manejaba para la mismísima mierda. De 30 choques que tenia, 35 eran culpa de el”.

A 18 años de su partida, este gran boxeador que hoy cumpliría 71 años, sigue estando presente en cada conversación de los amantes del boxeo y hasta el momento no ha aparecido un púgil que llegue a eclipsar todos sus logros y sigue siendo considerado el mejor boxeador argentino, pese a la aparición de grandes deportistas como Sergio “Maravilla” Martínez, Lucas Matthysse, Marcos Maidana u Omar Narváez, quien con 15 defensas exitosas de su faja mosca OMB, superó el récord de Monzón, que había realizado 14 defensas de sus fajas de la categoría mediano.

Dejá una respuesta »