Jack Johnson, “El Gigante de Galveston”

Campeones En El Ring agosto 16, 2013 0
Jack Johnson, “El Gigante de Galveston”

“Cometió” el pecado de haber nacido negro y de padres esclavos. Pero es innegable que Arthur John Johnson, nacido el 31 de marzo de 1878 en Galveston, Texas, fué uno de los mejores boxeadores pesos pesado de toda la historia del boxeo. Hijo de Henry y Tina Johnson, recibió una educación acotada, solamente cinco años.

Su debut como boxeador profesional data del 1 de noviembre de 1897 en el Bernau´s Gymnasium de Galvestosn, Texas, ante Charley Brooks noqueándolo en la segunda vuelta de un combate que iba a la distancia de quince. Apenas 19 días más tarde se mediría ante Ed Johnson en el Convention Hall de Galveston y vencería por la vía rápida en cinco asaltos. Su primer revés se dió en su tercer pelea disputada en el Howard Theater de Chicago ante Klondike (8 de mayo de 1889).

Dicen que su estilo boxístico era muy peculiar, manteniendo la distancia y peleando de manera defensiva a la espera de los errores de los rivales de turno. También cuntan, que esos errores, sabía aprovecharlos a la perfección. Sin embargo la prensa de ese tiempo lo tildaba de “cobarde”. Las crónicas de la época dicen que unos años antes Jim Corbett, un campeón pesado, tenía la misma línea boxística de Johnson, sin embargo la prensa especializada decía que era “el boxeador más inteligente de todos”. Claro, Corbett era blanco.

Su primer título lo obtiene en el año 1903, ocasión en que derrota a Ed “Denver” Martin (el 5 de febrero) en el Hazard’s Pavilion de Los Ángeles, California, por puntos en 20 vueltas. Un dato: si bien para esa fecha Jack Johnsosn ya tenía varias peleas como profesional, sólo podía disputar peleas por título mundial “para gente de color”.

No se conformó sólo con eso y desafió a James Jeffries teniendo como respuesta el tan desagradable “No”. Mientras seguía luchando por alcanzar la posibilidad de pelear por el título mundial, se enfrenta al ex campeón Bob Fitzsimmons en Philadelphia, el 17 de julio de 1907. Ganó por nocaut en el segundo asalto.

Llegarían luego cuatro victorias en cadena ante Charles Cutler (28 de agosto de 1907), Sailor Burke (12 de septiembre del mismo año), Fireman Jim Flynn (2 de noviembre) y Ben Taylor (31 de julio de 1908) para que al fin sí, tenga la chance de enfrentar al campeón mundial Tommy Burns (el peso pesado de menor talla en la historia del boxeo con 1,70 mtrs.) en el Rushcutter’s Bay Stadium de Sydney, Australia, luego de haberlo perseguido por todo el mundo en busca de la oportunidad.

La consagración como primer campeón  de raza negra

El combate se desarrolló el 26 de diciembre de 1908 en un estadio totalmente colmado (se estiman alrededor de 20.000 aficionados). Durante todo el combate Johnson se burló de Burns y la gente que acompañaba a éste en su rincón. Tanto jugó con el entonces campeón que cada vez que el canadiense estaba por caer, el oriundo de Galveston lo sostenía, para después castigarlo de una forma brutal. Triunfo fácil y primer campeón mundial de raza negra.

Tras esa victoria las muestras de racismo en su contra llegaron a tal punto que el propio escritor Jack London escribía en busca de la aparición de “la gran esperanza blanca” que le arrebatara de nuevo el título para que quede en las manos de un “campeón blanco”. En muchas oportunidades Jack Johnson fue caricaturizado como un simio. No sólo era odiado por su color de piel sino que también por su arrogancia, buen vestir y sus relaciones amorosas con mujeres blancas, especialmente rubias.

En busca de la tan ansiada “esperanza blanca”  Jim Jeffries volvió del retiro para tratar de conseguir nuevamente el cinturón de la máxima categoría. Fue inútil. Perdió por nocaut en el decimoquinto asalto en Reno, Nevada, el 4 de julio de 1910. Años más tarde Johnson sería condenado (aunque se cree que sin pruebas firmes en su contra) por intentar llevar a una mujer a las afueras del Estado de Texas con “intenciones inmorales”. Condenado a un año de prisión, se fue rumbo  a Europa donde en varias oportunidades defendió su título pesado. Peleó en París (victoria ante Battling Jim Johnson en junio de 1914).

Su visita a Buenos Aires

En enero de 1915 se convirtió en el primer boxeador campeón del mundo en posesión de la corona en visitar la Ciudad de Buenos Aires para realizar una serie de exhibiciones. En aquel entonces el boxeo era una actividad prohibida por Ley en la Capital Federal por lo que la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires extendió un permiso “excepcional” por la visita del gran campeón pesado. Dicha Ley data del 6 de septiembre de 1892 (entró en vigencia un día después) por medio del Consejo Deliberante de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires que prohibía el boxeo sobre tablas. La recomendación la había efectuado el concejal Carrasco a quien el boxeo le producía “repugnancia”…

Johnson hizo su presentación en el salón Táttersal de Palermo. En esa ocasión, tenía 36 años y cuentan que hizo su aparición hacia el ring con una bata de colores verdosos y caminando por la alfombra que habían colocado para la ocasión. El primer enfrentamiento fue ante el vasco José Guiralechea (pesaba 70 kilos) quien luego de  transcurridos treinta segundos del primer asalto abandonó. Luego llegó el turno de derrotar fácilmente en tres vueltas a Enrique Wilkinson y a Jack Murray en la misma cantidad de asaltos. Con su visita Buenos Aires se vio conmovida.

Fin del reinado

Cuba es el país donde pierde el título ante Jess Willard el 5 de abril de 1915 por ko en el asalto 26. Se sospecha que ese combate estuvo “arreglado” y que Johnson aceptó “perder” con la condición que lo dejaran entrar a los Estados Unidos para asistir al funeral de su madre. Tiempo después volvió al país del norte pero esta vez a cumplir su condena.

Su reinado como campeón del mundo fue entre los años 1908 y 1915. Su lucha contra la discriminación y el odio racial duró hasta el 10 de junio de 1946, día en que le llegó la hora de morir. Su campaña profesional culminó con un palmarés de 79 triunfos, 8 derrotas, 12nulos y 14 no tuvieron decisión.

En el año 2004 y por iniciativa del senador John MacCain, se le realizó un acto de desagravio por la injusta condena: “Estoy orgulloso de que por segunda vez en los últimos años, el Senado ha aprobado hoy por unanimidad una Resolución del Congreso pidiendo al presidente Obama a perdonar a Jack Johnson, el primer campeón de peso pesado del African-American en el mundo, por la injusta condena, por motivos raciales que acabó con su carrera y empañado su legado”. Tarde, pero la “justicia” le llegó.

Por: Daniel De Bonis.

Dejá una respuesta »