JORGE BARRIOS VS. ACELINO FREITAS: GUERRA SUDAMERICANA EN ESTADOS UNIDOS

Luciano Jurnet agosto 13, 2013 0
JORGE BARRIOS VS. ACELINO FREITAS: GUERRA SUDAMERICANA EN ESTADOS UNIDOS

Por Luciano Jurnet

La histórica rivalidad entre Argentina y Brasil, tan particular principalmente en el fútbol, iba a vivir en agosto del año 2003 su versión boxística. Y es que para el duelo entre el por entonces campeón del mundo superpluma de la OMB y de la AMB, Acelino Freitas, y el bonaerense Jorge Barrios, más de un centenar de fanáticos de ambos países viajaron a Miami con el mero propósito de apoyar a su respectivo representante. Con un clima ideal, donde los gritos de aliento por momentos resultaron ensordecedores, dio comienzo una de las peleas más épicas y recordadas del siglo XX entre un púgil vernáculo y otro brasileño.

Freitas, quien cosechaba el impresionante récord de 33-0-0, con 30 definiciones antes del límite, contaba con mucha experiencia, no sólo por haber enfrentado a nombres de relevancia (como Joel Casamayor), sino también por haber realizado hasta el momento presentaciones tanto en Estados Unidos, como en Francia y el Reino Unido. Es por eso que Barrios, quien había desarrollado la totalidad de su carrera en Argentina y Uruguay ante un nivel de oposición menor y que se encontraba ante su primera oportunidad universal, no la tenía para nada fácil.

Sin embargo, todos aquellos pergaminos y números del oriundo de Salvador, Bahía, parecieron no importarle a “La Hiena”, quien desde el primer campanazo salió a buscarlo, exponiéndose de manera temeraria a peligrosos cruces.

Tras una vuelta inicial pareja, donde el argentino fue alcanzado por un uppercut de derecha que lo conmovió, ambos tuvieron sus momentos. “Popo” conectó en el tercer round dos impecables cruzados que generaron un corte sobre el ojo izquierdo de su adversario e incluso en el sexto capítulo le provocó la rotura del tímpano derecho. El nacido en Tigre jamás claudicó, a pesar de las lesiones y de restar más de la mitad del duelo, siguió atacando y llegó con buenos golpes al cuerpo.

Luego de padecer la profundización de su herida tras un séptimo capítulo parejo y de haber sido literalmente congelado por un cruzado de derecha en el octavo, el argentino apeló a su espíritu de lucha y con un preciso jab de izquierda que se vio acompañado por un resbalón, envió a la lona al monarca mundial. Si bien éste se puso de pie, las tarjetas habían comenzado a emparejarse.

El noveno y el décimo episodio correspondieron a Barrios, quien a base de empuje y de una constancia sobresaliente para no dejar de lanzar puñetazos, logró abrir un signo de interrogación respecto al destino del combate.

El undécimo round fue el más memorable de la noche. “La Hiena” comenzó con la misma vocación ofensiva de las vueltas anteriores y rápidamente conectó un potente directo de derecha que envió al brasileño a la lona. De allí en adelante, lógicamente, el retador no hizo más que buscar el remate y si bien por momentos alcanzó a su rival, éste dio cuenta de muy buenas aptitudes defensivas para reducir el daño. Sobre el campanazo final, llegó el momento decisivo. Freitas impactó con un demoledor cruzado la mandíbula del tigrense, quien se derrumbó y que solamente por puro instinto manifestó su voluntad de continuar.

En el último capítulo el campeón fue a terminar su obra y tiró nuevamente a su oponente. A pesar de hacer gala de un corazón enorme, ponerse de pie por segunda oportunidad en la pelea y pretender superar la tormenta proponiendo el golpe por golpe, el argentino no logró recuperar con firmeza la vertical luego de caer una vez más como consecuencia de una desprolija maniobra. Tras ello, el árbitro Jorge Alonso decretó el nocaut técnico y puso fin a un espectáculo inolvidable.

Aquel nueve de agosto no conoció ganadores, reflejo de ello fue que ambos protagonistas terminaron la noche en andas y abrazándose, sintetizando lo que implicó la batalla: un triunfo del boxeo.

Dejá una respuesta »