Betiana Viñas venció a Soledad Matthysse en polémico fallo

Damián Pellecchia septiembre 28, 2013 0
Betiana Viñas venció a Soledad Matthysse en polémico fallo

Sin pedir permiso, la controversia se hizo dueña del ring. Betiana “La Terrible” Viñas (Río Negro. 9-4-3, 2 KO y 56,100 kg) derrotó inmerecidamente en las tarjetas a Soledad “La Itaka” Matthysse (Santa Fé. 11-5-1, 1 KO y 56,700 kg) y de esta manera retuvo por segunda vez su cetro Pluma versión Plata del Consejo Mundial de Boxeo, en un combate pactado a 10 rounds de 2×1 y celebrado en el Polideportivo La Colonia de la ciudad de Junín, en la provincia de Mendoza, Argentina, el último viernes 27 de septiembre.

La primera vuelta comenzó con un minuto de estudio por ambas púgiles. Con poco, Soledad comenzó a soltarse y a tener rapidez en la contra, suficiente para llevarse 10-9 el inicio.

El buen juego de piernas de la Santafesina radicada en Chubut prevaleció en el segundo asalto. Lateralidad constante para que Viñas no pueda encontrar un flanco libre para desplegar su ataque. Otro round parejo con una luz de ventaja de la visitante. 10-9 Matthysse

El tercero se presentó con la local un poco más potente y anticipándose en los cruces con su derecha en punta. Tras el minuto de juego, su rival retomó las riendas de la contienda y logró replegar el avance con repetidos 1-2 de contragolpe, para cerrar la vuelta otra vez a su favor. 10-9 Matthysse.

Ya en el cuarto, Betiana buscó cambiar su ataque y llevó a su contrincante a luchar en la corta distancia. Ahí la rionegrina fue más eficiente y pudo conectar con ganchos a la zona blanda y con algún disperso upper al mentón, logrando así quedarse por primera vez con un round en la que fue superior. 10-9 Viñas.

El quinto se planteó muy distinto al anterior. Matthysse descansó y se mostró pensante sobre el cuadrilátero, con un boxeo pausado pero muy efectivo en las combinaciones. En la vereda de enfrente, Viñas se encontró una vez más con la dificultad de descubrir el rostro de su adversaria, manteniéndose inquieta y sin la posibilidad de volver a acortar la distancia. 10-9 Matthysse y 49-46.

La retadora no quiso dejar el protagonismo de lado y en la sexta vuelta salió decidida a ganar el centro del ring. Repitió sus efectivas combinaciones sobre la campeona, a lo que le agregó un dúctil cross izquierdo al rostro, para apaciguar cualquier intento de embestida de una Viñas con dificultades para recuperar aire e intentar dar vuelta la historia. 10-9 Matthysse y 59-55.

La séptima campanada encontró a la “Terrible” con ansias de atacar y buscar el protagonismo de la función. Sin embargo, su respiración no fue lo suficientemente cómplice con su iniciativa y en los retrocesos se la vio mal parada. Plato del día para la visita, que sin dudar volvió a reiterar su juego de puños, lo que llevó a Viñas a amarrar en repetidas ocasiones tratando de encontrar un refugio de oxígeno en el clinch. 10-9 Matthysse y 69-64.

El octavo apunta hacia unos claros opuestos en la técnica de cada una. La anfitriona arriesga y se vuelve agresiva sobre la humanidad de la huésped. De tanto intentar, en ciertos pasajes de la vuelta pudo conectar algunos voleados de derecha sin lastimar a su rival, pero convenientes para llevarse su segundo round y levantando por primera vez al público que la supo adoptar como una mendocina más. 10-9 Viñas y 74-78.

Todo parecía señalar que Viñas era capaz de evolucionar y trasladarse hacia una remontada final para llegar con esperanzas en los familiares “rounds de campeonato”. Matthysse plantó bandera en el noveno y con agresividad controló la arremetida con su característico 1-2 en la media distancia, a lo que le pudo agregar una productiva verticalidad para entrar en la corta, pegar y salir a dominar la larga como si fuera el patio de su casa. 10-9 Matthysse y 88-83.

Con confianza y plenitud por su digna actuación en los anteriores 9 asaltos, la oriunda de Rafaela no se despegó de su eficaz libreto. Desde el vamos, ultrajó toda rebelión que podría salir de los guantes de Viñas, que salió a todo o nada a quemar el resto de su tanque de nafta, pero descuidando su guardia y dejando huecos para los rectos de una Matthysse que culminó su labor tal como la había iniciado: dominando con inteligencia y perseverancia a la hora de distribuir sus envites. 10-9 Matthysse y 98-92 en la sumatoria final.

Culminado el match y con un silencio estrepitoso en la expectante sala, el olor a victoria de la “Itaka” parecía inundar el recinto cuyano. Pasaban los segundos y los jurados se tomaron sorpresivamente un tiempo más para entregar sus puntuaciones. Con las tarjetas en mano y el anuncio a flor de piel, llegó la sentencia de los jurados. Néstor Sabino dio ganadora a Matthysse por 96-94, mientras que Arturo Villegas y Javier Geido coincidieron en sus fallos y decretaron un imprevisto 96-64 a favor de Viñas, que de esta manera y con el abucheo del público que no quedó conforme con la decisión, retuvo su corona sin esperarlo y con sabor a derrota, más allá de los que hayan dictaminado los cómputos finales.

Dejá una respuesta »