La visita

Campeones En El Ring septiembre 6, 2013 0
La visita

Desde nuestra llegada a Estados Unidos, no tenemos más que buenas y dedicadas atenciones por parte de la empresa que conduce el señor Oscar de la Hoya, la reconocida Golden Boy Promotions.

Una casa muy confortable con todos los servicios. Y un chofer a nuestra disposición durante todo el día, que no solo conduce, sino que además oficia de guía de turismo comentando la historia del lugar por el que transitemos. Es DT de box (al menos de sus hijos) y se transformó en uno más de nosotros dentro de la casa. Bromea con todos y hasta hemos logrado que tome mates, aunque solo dulces. Nacido en Nicaragua y prófugo de la guerra de revolución cuando era apenas un niño, Marcos Caballero se transformó hoy en uno más del team. Nuestro agradecimiento es enorme, y de parte de Lucas se lleva una remera oficial, pero para que nos recuerde aún más, Colo decidió regalarle un mate con un paquete de yerba incluido. Quise antes que nada utilizar unas palabras para mencionarlo, porque como cualquiera de nos, pelea cada día por emerger y darle a los suyos lo mejor: un luchador.

De retorno a las actividades cotidianas, por la mañana realizamos una hora de ejercicios aeróbicos combinados y flexibilidad. Estímulo de mantenimiento pensando en que además a la tarde será la última sesión de guanteo. Los pedidos de fotos y algunas firmas son moneda corriente, hasta en el gimnasio de entrenamiento general.

Transcurren almuerzo y descanso con mucha tranquilidad. La gente de Everlast ha enviado una gran caja de accesorios de entrenamiento y ropa identificatoria para el resto del equipo, muy bien diseñada.

Camino al gym de box, el calor se hace sentir mucho. El vehículo herméticamente cerrado y el sistema de aire que refresca. Nos espera una sesión de cuatro rounds, que se le suman complemento de bolsa, bolsa rápida y punching ball. También aguarda por ahí el grupo de ESPN en español para realizar una nota mano a mano con el campeón.

DSC08927   DSC08905

Rato después del arribo y con Cuty en plena tarea de vendaje, recibimos una grata visita. Todas las miradas se vuelcan hacia la puerta y varios personajes del recinto se apresuran a llegar. Con una amplia sonrisa y como si paseara por la calle, entra el mismísimo De La Hoya en compañía de su amigo Eric Gómez. Saludos de rigor, que sumados a la sencillez con que este hombre se toma las cosas, nos recuerda que el boxeo es un mundo simple y pequeño con cabida para grandes campeones.

Pregunta quienes han sido los sparrings. Se refiere especialmente a Timothy Bradley con un comentario divertido y se dispone a ver el match con Brian “Pitbull” Gómez. Los flashes, firmas en guantes y revistas se hacen constantes, sin embargo nunca deja de enviar una sonrisa como mensaje. Pasada la sesión y en pleno trabajo de bolsa, se despide de cada uno de nosotros y posa para más fotos.

DSC08929    DSC08930

En Argentina diríamos “El dueño del circo”, que en este caso se comporta como un equilibrista más.

Pasadas todas las etapas del entrenamiento, Lucas se sienta a dialogar con el cronista de televisión. La jornada se termina y nos queda la estimulante sensación que nos brinda una visita como esta, que no es la de un empresario, sino del guerrero que fue al que hoy es.

DECIMOQUINTA ENTREGA DEL DIARIO DE VIAJE (CLIC EN EL TÍTULO PARA INGRESAR)
UN GUERRERO

Dejá una respuesta »