Sábado

Campeones En El Ring septiembre 9, 2013 0
Sábado

Sábado. Solo debiera marcar una semana de distancia en el calendario para la noche más importante que el Team Matthysse haya tenido al momento. Pero el 7 de setiembre se transformó con el correr de las horas, en inigualable.

Por la mañana y bien temprano (ya sin trabajos importantes por realizar en la parte física) emprendemos una liviana sesión aeróbica por los caminos rurales de este bonito Valle de Coachella. El entrenamiento de box ha pasado también a un horario adelantado.

DSC09094

Apenas el mediodía se va, nos metemos en el gimnasio donde se desempeña uno de los mejores entrenadores de la actualidad, Joel Diaz. Me resulta necesario destacarlo, pues este personaje muy simpático nos ha atendido de lo mejor junto a su hermano. Simple, su vista muestra secuelas de antiguas batallas, y se lo ve como uno más de este lugar. Cuando le comento que hay mucha gente que lo pone a la par de Freddie Roach y Robert García, se sorprende y me afirma no estar al tanto, cosa que le creo. Mueve su vehículo y se ofrece a llevarme cuando expreso el deseo de cortarme el cabello. No puedo decir nada más. Se habla de grandeza, que luce aún más cuando se manifiesta en personas como él, tan simples para desenvolverse.

Debemos apresurarnos al regreso. La agenda nos indica que Lucas firmará guantes en el Casino de la Reserva India Fantasy Springs, donde se desarrollará la velada de box que encabezarán Chris Arreola y Seth Mitchell.

Una buena recepción, aplausos y rápidamente los numerosos autógrafos en muchos de los mencionados anteriormente, los cuales serán sorteados entre los asistentes. Una breve pausa y refresco, para emprender camino al estadio.

Ya en el recinto, Lucas se encuentra siempre con custodia. Y cuando me preguntaba porque tanta cuestión, una pared de resplandecientes sonrisas y brazos agitados al repetido grito de “¡Matthyysss!”, me dieron la respuesta. Lo que siguió, fue algo más populoso y cálido que lo sucedido unos 14 días en Carson. (ver El día eterno). Una gran hilera de ansiosos seguidores, que con cámaras, móviles, revistas y más guantes, querían pasar y llevarse algo, dejando su palabra de aliento y admiración para con el campeón.

DSC09153

Por las pantallas de la arena, se repiten las imágenes de los combates y algunos highlights que anticipan la gran noche en el MGM Grand de Las Vegas. Toda nuestra atención se centra en el momento en que la misma se refleja a Lucas, con la respuesta inmediata de una gran masa de público que aplaude y silba. Eso eleva el pecho de cualquiera.

Un periodista de origen mexicano, al ver mi campera deportiva se acerca y me asegura que ”este Matthysse no tiene una idea la cantidad de pinches fanáticos que ha recogido” seguido de “el sábado todos los mexicanos que asistan a ver al Canelo, ¡antes se los llevará él!”

Solo por ser amable le pregunto el motivo. El simpático hombre me mira y con cara de satisfacción expresa: “es que ahorita no hay muchos boxeadores que salgan rápidamente a buscar el combate, siempre hacia adelante… como…”

Y le remato: “como un guerrero

Me devuelve: “Eso. ¡Sí señor!”

¿Será que estas cosas son las siempre deseo escuchar? ¿O será que muchos ya están abriendo sus ojos?

Algún otro en el estadio expresa en inglés: “¡Matthysse’s time!” (El momento de Matthysse), y con el muy pobre ingles que poseo le retruco: “¡No more lies!” (No más mentiras).

Entre sonrisas decido cortar, y me pierdo en una fila de butacas.

DECIMOSEXTA ENTREGA DEL DIARIO DE VIAJE (Clic en el título para ingresar)
EL GUERRERO

Dejá una respuesta »