Verchelli y Maderna tropezaron en Sudáfrica

Damián Pellecchia noviembre 9, 2013 0
Verchelli y Maderna tropezaron en Sudáfrica

Por Damián Pellecchia

Malas noticias desde el continente africano. El tigrense de peso mínimo Hugo Hernán “El Tano” Verchelli cayó derrotado por nocáut técnico en el cuarto asalto ante el local Hekkie “The Hexecutioner” Budler y el supermediano platense Ezequiel “El Olímpico” Maderna sufrió un nuevo traspié en el exterior tras caer de forma mayoriaria en las tarjetas ante el anfitrión Thomas “Tommy Gun” Oosthuizen. Ambos pleitos se llevaron a cabo en el Emperors Palace Casino de la ciudad sudafricana de Gauteng, en la que estuvieron en juego los cetros mundiales de la Organización Internacional de Boxeo (IBO) de las 105 y 168 libras respectivamente.

Verchelli (47,250 kg. y ahora record de 11-2, 6ko) se encontró ante la mejor versión de un Budler (47, 500 y 24-1, 7ko) agresivo y dominante durante los cuatros asaltos que duró el match. Tras tres primeros rounds en los que el local dominó con contundencia desde el centro del ring ante un retador con movilidad pero sin fluidez en ataque, en la cuarta vuelta el pupilo de Claudio “Pachorra” Moreno intentó llevar la contienda a la corta distancia. No obstante, descuidó su defensa y se topó la fulminante rapidez de la esperanza sudafricana, que con una derecha contragolpeadora envió por primera vez a la lona al bonaerense. Tras la primera cuenta del histórico referee Stanley Christodolou, el actual campeón paja argentino y latino CMB logró retomar la postura vertical, pero volvió a encontrarse con un Budler que no dudó en definir el match y con un sin fín de combinaciones arriba y abajo, logró derribar dos veces más a Verchelli, dando por finalizado el match para retener su corona mundial IBO y capturando la interina AMB.

Mismo camino que el tigrense recorrió Maderna (quedó 20-2, 13ko), aunque con una actuación que volvió a dejar muchas dudas en lo que respecta a su mentalidad para afrontar chances inmejorables en el exterior. No supo tomar la iniciativa que le ofreció Oosthuizen (22-0-2, 16ko) en la mitad de la contienda, debido a un corte profundo en su tabique nasal que mermó el ataque del anfitrión y que no supo ser aprovechado por el boxeador comandado tacticamente por Alberto Zacarías.

“El Olímpico” demostró no estar a la altura de un compromiso de estas características y en ningún pasaje supo manifestar muestras de actitud, dando cuenta además de la debilidad física de un “Tommy Gun” que llegó en inferioridad de condiciones tras sufrir el día anterior numerosos problemas para dar los 76,203 del límite de la categoría. El local ganó con lo justo sin evidenciar una actitud arrolladora, pero que tampoco aceleró debido a la negativa en ataque de su contrincante. Supo llevar las riendas con sus reiterados jabs derechos y con muestras amarretes de brindar espectáculo frente a sus seguidores, retuvo su corona supermediano de la IBO en forma mayoritaria por 116-112, 117-111 y 114-114.

Dejá una respuesta »