Narváez destruyó a Carmona en siete

Campeones En El Ring diciembre 23, 2013 0
Narváez destruyó a Carmona en siete

El súper campeón mundial supermosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el chubutense Omar “El Huracán” Narváez , destruyó al monarca juvenil supermosca OMB, el mexicano David “Severo” Carmona , por nocaut técnico en el séptimo asalto, y así defendió por novena ocasión de su corona, en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del sábado en el Villa La Ñata Sporting Club, en Benavídez, provincia de Buenos Aires, Argentina.

Narváez, que fuera récordman argentino al totalizar 16 defensas exitosas de su título mundial mosca OMB, exponía por novena vez el cinturón que supermosca que conquistó en mayo de 2010, y hacía su combate mundialista N° 28 (queda con marca 26-1-1 en peleas titulares), hizo lo que quiso y resolvió a gusto el desafío que significaba Carmona, actual N° 9 del ranking mundial supermosca OMB, que jamás logró siquiera incomodarlo. Con su clásica velocidad de desplazamientos y lanzamientos, el campeón trabajó cómo y cuánto se lo propuso. Con su precisión intacta, rapidez y característica línea técnica, dominó desde la primera campana a un retador más alto y de mayor alcance, que a pesar que lo intentó, nunca pudo mantener la distancia. Tan es así que el chubutense de entrada se metió en la corta, donde impactó sus punzantes cross zurdos y diestros al mentón, con que lo hizo sangrar de la nariz. Sin embargo, lo más destacado fue el constante y desgastante trabajo con sus ganchos zurdos y diestros a las costillas y zona hepática con que fue permanentemente mermando su resistencia. Con cada gancho o directo al cuerpo, Carmona acusaba marcado recibo. Y eso además permitía al campeón abrirle aún más su guardia y seguir conectando sus cross, rectos y uppercuts al rostro. Con el correr de los minutos, las distancias eran cada vez mayores. Poco a poco, el combate se tornó en un monólogo y una exhibición del nacido en Trelew. Tanto era el desgaste al cuerpo, que en el sexto capítulo, Narváez conectó un contundente gancho diestros zurdo a las costillas con que lo envió al suelo. Si bien se puso de pie, solo era una cuestión de tiempo. Porque en el séptimo, “El Huracán” lo sometió con sus ganchos al cuerpo y sus cross al mentón, y luego se le fue encima poniéndolo contra las cuerdas, donde castigó a placer con sus izquierdas y derechas cruzadas al mentón de un liquidado mexicano, por lo que su entrenador, José Luis Bueno, arrojó la toalla, que obligó al árbitro argentino Mario González a señalar el final, que desató el festejo de todo sus seguidores. Así, “El Huracán”, que es monarca ecuménico ininterrumpido desde julio de 2002, sigue demostrando su vigencia. Hoy, volvió a brillar.

Luego de un inicio de estudio, Narváez comenzó a filtrar su izquierda cruzada a la mandíbula. Ante un mexicano con mayor talla y alcance, en el segundo, el chubutense se metió en la corta distancia y soltó su recto zurdo al mentón. Sin embargo, en el siguiente avance Carmona respondió con un uppercut diestro a la mandíbula. Pero haciendo uso de su velocidad y precisión, justo antes del descanso, “El Huracán” lo encontró con un punzante cross zurdo al mentón que acuso recibo y lo hizo dar dos pasos atrás.

Punteando con su jab diestro en el tercero, el campeón lo llevó contra las cuerdas donde repitió su cross zurdo al mentón. Segundos más tarde, frente a un retador que se movía lateralmente, impactó su recto diestro a la sien. Mientras “Severo” seguía sin soltar su jab y no lograba mantener la distancia, en el cuarto, Narváez se le metió en la corta y conectó su cross zurdo a la mandíbula seguido de su derecha cruzada a la mejilla. Como si fuera poco, lo puso contra las cuerdas donde descargó un resonante gancho diestro a las costillas, que acusó recibo en un visitante que sufrió otro gancho pero zurdo a la zona hepática, que siguió desgastando su resistencia.

Con decisión, aceleró en el quinto, y tras impactar su gancho diestro a las costillas conectó un punzante cross zurdo a la mandíbula, que dejó su huella en el retador. Y con cada gancho o directo a las costillas, Carmona mostraba signos de dolor. Más allá de una derecha curva del retador al flanco, en el sexto, el trelewense impactó un uppercut y cross zurdo al mentón que lo hizo rebotar en las cuerdas. Tras ello, siguió trabajando con sus ganchos a ambos lados con que siguió desgastándolo. Segundos después, conectó un contundente gancho diestros zurdo a las costillas con que lo envió a la lona. Y sin darle respiro, lo sometió contra las cuerdas distribuyendo su cross zurdo al mentón y sus ganchos al cuerpo con que lo tuvo sentido.

Ante un “Severo” desgastado en el séptimo, el campeón lo hizo dar un paso atrás con su cross diestro a la mejilla. Tras ello, lo taladró con sus ganchos al cuerpo y sus cross al mentón de un mexicano que sangraba profusamente de la nariz. Con todo a su favor, “El Huracán” se le fue encima y castigó a placer con sus izquierdas y derechas cruzadas al mentón de un liquidado mexicano, por lo que su entrenador, José Luis Bueno, se apiadó de él e invadió el ring con su toalla en mano, obligando al árbitro argentino Mario González a decretar el fuera de combate, que desató el festejo todo el público local. Una vez más, “El Huracán” volvió a soplar, y exhibió su calidad.

De esta forma, Narváez, de 38 años, que pesó 52,100 kg., retiene por novena ocasión el cetro que conquistó el 15 de mayo de 2010, cuando luego de realizar 16 defensas exitosas de su cinturón mosca OMB y convertirse en récordman argentino, subió de división y venció en un amplio fallo unánime al nicaragüense Everth Briceño en el Luna Park de Buenos Aires. Tras ello, lo defendió en cuatro ocasiones, siempre en forma unánime. El 12 de febrero de 2011 ante el mexicano Víctor Zaleta, en Monte Hermoso, Buenos Aires; el 15 de abril sobre el puertorriqueño César Seda, en Bahía Blanca; y el 11 de junio contra el colombiano William Urina, en el Luna Park. Luego de subir de categoría, y caer en decisión unánime y ceder su invicto ante el filipino Nonito Donaire, a quien no logró destronar de sus títulos mundiales gallo de la OMB y el Consejo Mundial de Boxeo (WBC), el 22 de octubre de 2010 en el Theatre del Madison Square Garden de Nueva York, volvió a defender su corona supermosca sobre el mexicano José Cabrera, con otro fallo unánime, el 21 de abril de 2012 en San Juan. El 20 de octubre de 2012 dio cuenta del mexicano Jhonny García por nocaut en técnico en el undécimo en el Luna Park; el 15 de diciembre de 2012 brindó una lección de boxeo para vencer unánimemente al puertorriqueño David Quijano en San Miguel de Tucumán; y el pasado 25 de mayo doblegó en fallo dividido al mexicano Felipe Orucuta en el Luna; previo a dar cuenta el 24 de agosto del japonés Hiroyuki Hisataka por nocaut técnico en el décimo asalto en su Trelew, Chubut, natal. Así, aumenta su marca a 41 victorias (22 KOs), 1 derrota y 2 empates. En tanto Carmona, de 22 años, que también registró 52,100 kg., y llegaba como Nº 9 en el ranking OMB de la división, quien tras imponerse a rivales de menor jerarquía en su país, el pasado 18 de mayo superó en fallo dividido a su compatriota Denny Flores para alzarse con el cetro juvenil supermosca OMB, en la ciudad de México, cetro que retuvo el 5 de julio igualando en la revancha ante Flores en decisión técnica en tres capítulos, y venía del 27 de septiembre de refrendarlo en fallo unánime sobre su también compatriota Antonio Tostado García en la ciudad de México, desaprovecha su primera oportunidad mundialista en lo que además fue su debut fuera de su país, y desmejora a 16 triunfos (8 KOs), 2 reveses y 4 igualdades.

En un equilibrado pero cansino combate de semifondo, e l bonaerense Leandro Esperante (54,800 kg. y 9-3, 8 KOs) derrotó al cordobés radicado en Pergamino, Buenos Aires, Julián “Chispita” Aristule (55,250 kg. y 24-5, 14 KOs), actual N° 12 del ranking mundial OMB, por puntos, en fallo unánime, tras diez asaltos, y así lo destronó de su título latino supergallo OMB. Las tarjetas de los jueces fueron: Edgardo Codutti 97-93, Javier Geido 97-93 y Arturo Villegas 96-94.

Luego de un comienzo de estudio, Aristule filtró su cross zurdo largo a la mejilla. Con un tenso Esperante avanzando en el segundo, el pergaminense por adopción lo frenó con su izquierda boleada a la sien. El bonaerense acertó su cross diestro al mentón en el tercero, pero se quedó y sufrió otra izquierda boleada sobre la mejilla. Mientas el bonaerense avanzaba sin concretar en el cuarto, y más allá de dos choques de cabezas accidentales, fue “Chispita” quien sacó leves pero mayores réditos, siempre con su izquierda boleada y cruzada a la zona alta.

Luego de acortar la distancia en el quinto, más allá de tener dos cortes en su cabeza, Aristule impactó su uppercut diestro al mentón. Recién en el sexto, Esperante reaccionó y tas abrir la guardia con su jab zurdo en punta, conectó su cross diestro al mentón. Lo llevó luego contra las cuerdas y descargó su gancho zurdo a la zona hepática. Con el campeón mermando su accionar, en el séptimo, el retador lo frenó con su jab y conectó de contragolpe su cross diestro pleno al mentón, que acusó recibo.

Mientras un desordenado “Chispita” avanzaba sin acertar en el octavo, y el bonaerense se dedicaba a caminar de costado sin lanzar envíos, la pelea se hacía larga. Con el mismo trámite en el noveno, Esperante impactó su uppercut zurdo al mentón, pero su falta de continuidad le permitió a un errático Aristule acertar esporádicas izquierdas boleadas y cruzadas al rostro. Ante la apatía del retador y la carencia de efectividad el campeón en el décimo, poco sucedía. Y más allá de algún arresto en forma de boleado a la sien de Aristule y una escasa réplica de Esperante en cross al mentón, al sonar la campana definitiva, llegó el cierre de un enfrentamiento que dejó poco, pero le permitió al bonaerense hacerse de su primer cinturón.

En un fugaz combate complementario, desarrollado en categoría pesado, el ex campeón mundial crucero OMB, el bonaerense Víctor “El Tyson del Abasto” Ramírez(95,100 kg. y 16-2, 13 KOs), regresó a la actividad luego de cuatro años, y se deshizo d el sudafricano radicado en Sao Paulo, Brasil, Thabiso Mogale (95,800 kg. y 14-14-2, 9 KOs), por nocaut técnico en el primer round.

Tomando la iniciativa desde el arranque, Ramírez acortó la distancia y conectó su derecha e izquierda cruzada a la mandíbula. Segundos más tarde, con el sudafricano intentando responder, el ex campeón combinó su cross diestro al mentón con una contundente izquierda cruzada a la mandíbula, con que lo envió pesadamente a la lona. Y sin darle respiro, tras la señal se le fue encima buscando la definición. Así fue que lo llevó contra las cuerdas y lo sometió con su izquierda y derecha cruzada al mentón de un sentido Mogale, pero que parecía responder, aunque el árbitro Antonio Zaragoza detuvo apresuradamente las acciones, justo cuando estaba sonando la campana.

Así, “El Tyson del Abasto” regresó a la actividad después de más de cuatro años. Luego de que el 17 de enero de 2009 venciera al ruso Alexander Alekseev por nocaut técnico en el noveno asalto y así conquistara el título mundial crucero interino OMB como visitante en Düsseldorf, Alemania, y que lo retuviera el 16 de mayo de 2009 ya como regular en fallo dividido sobre el azerí Ali Ismailov en el Luna Park, volvió tras aquella caída del 29 de agosto de 2009 frente al alemán Marco Huck en decisión unánime, que le significó resignar su corona, en Halle, Alemania. Hoy, ya como pesado, a los 29 años quiere dejar en claro que tiene mucho por dar.

En otros resultados de la noche, en división mediano, santafesino Pablo Roldán (71,700 kg. y 11-3-1, 1 KO) dio cuenta del canadiense radicado en Mendoza, Maximiliano “El Conejo” Mujica (70,700 kg. y 5-2-2, 4 KOs), por nocaut técnico en el sexto capítulo, luego de que su esquina arrojara la toalla al sonar la campana de inicio de la vuelta. Tras dominar las gran parte del encuentro, Roldán envió a Mujica al suelo en el quinto, en una acción en la que el árbitro Antonio Zaragoza además de contabilizar la caída le descontó un punto a Roldán debido a que continuó golpeando tras la señal de break, y segundos más tarde, tras el intenso castigo al que lo sometió el santafesino “El Conejo” recibiera otra cuenta de pie, justo antes de la campana.

Finalmente, en peso supermosca, la bonaerense María Magdalena “Chiqui” Rivera (50,950 kg. y 3-0-2) venció a la rafaelina radicada en Córdoba, Vanesa Taborda (50 kg. y 3-1-0-1 sd), por puntos, en decisión mayoritaria, luego de cuatro episodios. Las tarjetas de los jueces fueron: Javier Geido 38½-38½, Arturo Villegas 40-38, y Edgardo Codutti 39-37½.

FUENTE: Nicolás Samuilov, Notifight
FOTOS: Invierno Brandolini

Dejá una respuesta »