PERFILES: DIEGO RICARDO SANTILLÁN, LA ESPERANZA NORTEÑA

Luciano Jurnet diciembre 20, 2013 0
PERFILES: DIEGO RICARDO SANTILLÁN, LA ESPERANZA NORTEÑA

Abrimos esta nueva sección con el objeto de dar a conocer un poco más a aquellos nombres que están progresivamente consolidándose en el mundo de los puños. Púgiles que pueden sonar familiares, cuyos récords pueden sorprender, pero de los que desconocemos con precisión cuáles son sus aptitudes y debilidades sobre el cuadrilátero. En definitiva, trataremos desde este humilde espacio realizar un análisis de las características de los boxeadores en ascenso, que aparentan tener lo necesario para incrustar su apellido en la historia…o no

Por Luciano Jurnet

Diego Ricardo Santillán nació en Tartagal, Salta, el 21 de mayo de 1987. Con sólo 12 años tuvo la necesidad de trabajar para ayudar a su familia, por lo que se dedicó a ser corredor y cuidador de caballos de carrera. A pesar de sus urgencias, paralelamente ingresó en el mundo del boxeo y comenzó a construir su campaña rentada en su provincia natal.

Con únicamente ocho combates (todos ellos ganados, siete por nocaut), en 2010 Santillán salió por primera vez de Salta nada más y nada menos que para disputar la oportunidad más importante de su carrera. Viajó de punto a La Pampa para enfrentar al por entonces invicto Guillermo Soloppi (13-0-0, 2 K.O en aquel momento) con el objeto de hacerse con el cetro argentino gallo.

A pesar del respetable récord del norteño, que incluso evidenciaba una mano pesada, la imposibilidad para corroborar sus triunfos hizo que la prensa encargada de cubrir el combate lo llamara “El Fantasma”. Sin embargo, los vacíos números fueron rápidamente respaldados con hechos: “Ricky” noqueó al favorito en cinco capítulos y, de allí en adelante, no hizo más que crecer.

Luego de una defensa exitosa del cinturón vernáculo, el tartagalense consiguió el Mundo Hispano del CMB en abril del 2012 tras derrotar al brasileño Roberto Santos de Jesús por la vía rápida y, en septiembre de ese año, se hizo de la faja Sudamericana al imponerse por puntos a Lucas Antonio Carranza.

Un inmaculado andar de 22 triunfos con 15 definiciones antes del límite y la obtención de tres coronas diferentes con sólo 26 años invitan cuanto menos a entusiasmarse con el futuro del salteño.

Entre sus cualidades más salientes, se destaca su capacidad para atacar. Rápidos y precisos cruzados a la cabeza y ganchos al cuerpo, siempre bien distribuidos, acompañados de un poder de puños respetable, explican en parte los éxitos alcanzados por Santillán. No obstante, es necesario resaltar que probablemente su mejor golpe sea el uppercut, ya que no sólo lo lanza de manera relampagueante, sino que con notoria frecuencia  logra acertarlo ante los avances rivales (fue con este movimiento que consiguió la victoria ante Soloppi). Otra de sus aptitudes descansa en que cuenta tanto con la paciencia necesaria para pensar sus descargas, como con la vehemencia para prenderse al “palo por palo” y no escaparle a la guerra.

Entre los aspectos negativos, “Ricky” se ha mostrado defensivamente permeable. Tiene la mala costumbre de descuidar sobremanera la zona alta de su cuerpo, aspecto que le hace recibir bastantes impactos a la cabeza, no suele dar pasos laterales ni tampoco apela con frecuencia al movimiento de cintura. Se trata de un púgil cuya mejor defensa es el ataque y busca solucionar sus inconvenientes a la hora de protegerse lanzando golpes.

Una faceta ambigua del oriundo de Tartagal la representa su endeblez, ya que a pesar de haber caído en cuatro oportunidades a lo largo de su trayectoria y pasarla mal en diferentes tramos de sus enfrentamientos, siempre logró reponerse y salir ganador, lo que evidencia un coraje admirable.

Como cuenta pendiente, la estadística señala que de sus 22 presentaciones, 21 fueron en su provincia natal; por lo que se impone la necesidad de verlo pelear en otros reductos, considerando sobre todo que la única vez que lo hizo brindó un nocaut de antología.

Habiendo vivido la desgracia de perder a un hijo de tres años debido a una cruel meningitis, “El Fantasma” sin lugar a dudas ha forjado una personalidad lo suficientemente fuerte como para salir adelante y continuar su carrera de forma fructífera.

Valorado por la prensa salteña e idolatrado en su ciudad de origen, el tricampeón gallo expresó hace algunos meses sus ganas de tener una chance mundialista. Más allá de que hay aspectos por corregir y experiencias por vivir para poder seguir creciendo, lo cierto es que “Ricky” quiere formar parte del asombroso momento por el que pasa el pugilismo argentino hoy en día.

Dejá una respuesta »