“TYSON” RAMÍREZ, UN REGRESO NECESARIO

Luciano Jurnet diciembre 24, 2013 0
“TYSON” RAMÍREZ, UN REGRESO NECESARIO

Por Luciano Jurnet

Se cierra un gran año para el boxeo argentino. Juan Carlos Reveco reina entre los mosca, Omar Narváez entre los supermosca, Jesús Cuellar inscribió su nombre entre los pluma, Marcos Maidana se coronó campeón universal welter y, a pesar de tener una temporada con poca actividad, Sergio Martínez continúa en la cúspide de los medianos. Todo esto haciendo caso omiso del 2013 de Lucas Matthysse, que si bien perdió su cetro superligero en la unificación ante Danny García, todavía es considerado uno de los mejores púgiles  de su división y seguramente volverá con éxito en poco tiempo.

No obstante, en medio de tantas alegrías, no pudo paliarse el sinsabor de no ocupar un lugar de importancia en las categorías más “pesadas” a nivel mundial. Sin ir más lejos, para destacar la última gran alegría del boxeo vernáculo entre ellas, debemos remontarnos al 2009, cuando Víctor Emilio Ramírez derrotaba al ruso Alexander Alekseev en Alemania y se convertía en monarca crucero de la OMB. Si, el mismo Ramírez que se tomó un descanso de cuatro años y volvió el pasado sábado al cuadrilátero.

Por más extraño que resulte, nadie pudo llenar aquel vacío en ese lapso; ni siquiera apareció un representante con las aptitudes necesarias como para plantearse seriamente la posibilidad de disputar una corona ecuménica. Quizá por eso, aunque suene prematuro, el retorno del “Tyson del Abasto” aparece como una refrescante lluvia en un contexto de considerable y prolongada sequía.

Resulta propicio ir paso a paso, es cierto. Sin embargo, el resurgimiento del último compatriota que supo brillar en una división prácticamente monopolizada por europeos hoy en día, cuanto menos entusiasma.

Ramírez aún es joven (29 años), cuenta con experiencia y ya estuvo en la cima; condimentos suficientes para considerar al fácil triunfo ante el sudafricano Thabiso Mogale de días atrás como un simple pero fundamental primer paso para un futuro próspero. Probablemente así lo entienda el mismo bonaerense, quien ya tiene fecha y lugar para una nueva pelea: será el 4 de enero en Mar del Plata ante Miguel Ángel Morales.

Tan sólo el tiempo dirá si “Tyson” está en condiciones de colar su apellido nuevamente en la élite. Por lo pronto, sus ganas por trascender se notan a las leguas y éso sin dudas es un importante motor de arranque para recuperar la gloria perdida.

Foto: Invierno Brandolini

Dejá una respuesta »