Coggi, el único tricampeón

Campeones En El Ring enero 13, 2014 0
Coggi, el único tricampeón

Archivo – Por Sergio Charpentier y Damián Castro de Diario Publicable

En una accidentada pelea ante Randall, el Látigo recupera su cetro Welter Junior de la AMB por segunda vez. No lo puede festejar por un fuerte golpe en la cabeza, que lleva a definir la pelea por tarjetas en el quinto asalto. “El cabezazo de Randall fue intencional”, dice.

Juan Martín Coggi se coronó campeón mundial Welter Juniors de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al derrotar por decisión técnica en el quinto round a Frankie Randall, en Miami. Esta victoria consagró al santafesino como el único argentino tres veces campeón mundial de una misma categoría.

El combate se realizó el 16 de enero de 1996 y finalizó antes de los 12 rounds pactados: Juan Martín Coggi recibió un cabezazo no intencional de rival que no le permitió continuar peleando, por lo que se debió recurrir a las tarjetas.

Látigo no viajó a Estados Unidos sólo en busca del título y del dinero de la bolsa: por sobre todo fue en busca de la revancha frente al rival que lo había destronado dos años antes -y que volvería a vencerlo unos meses después-. Randall lo había vapuleado en Las Vegas cuando se enfrentaron por primera vez, y Coggi quería recuperar lo que consideraba suyo, festejando arriba del ring con su gente, y con el norteamericano besando la lona. Pero el destino no lo quiso así.

La pelea había comenzado favorable para el argentino, tanto es así que de entrada, en el primer round y en el primer cruce serio en la corta distancia logró tirar a Randall, a pesar de que el árbitro Bill Collins no lo consideró como una caída del estadounidense, sino un empujón. En el tercer asalto Coggi salió a pasarlo por encima. Con el jab de derecha pudo abrir la defensa de Randall y logró su cometido con un “latigazo” de su poderosa zurda que encontró destino en el pecho del norteamericano, que volvió a besar la lona, esta vez sí con un conteo posterior del árbitro. Esta caída le dio una luz de ventaja a Coggi, con la cual terminaría imponiéndose en las tarjetas.

El cuarto round fue el único que ganó Randall. Tras la pelea, Coggi le reconoció a Clarín lo sucedido: “Apenas salí de la esquina me clavó una zurda abajo que me ahogó, y no pude cambiar el aire hasta que terminó la vuelta”. El inesperado final llegó en la vuelta siguiente. Un minuto y 15 segundos después de sonar la campana, la cabeza de Randall chocó con la de Látigo que, a pesar de la conmoción, tuvo unos segundos de lucidez para caer a la lona en su rincón. En conversación con Diario PublicableLátigo recuerda:“Cuando Randall tiró el gancho con su derecha, lo hice pasar de largo para cruzarlo con mi izquierda, pero de repente me estalló la cabeza”. Aún groggy, Coggi intentó levantarse mientras Osvaldo Rivero, su manager, le ordenaba que no lo hiciera porque “ya había ganado la pelea”. Los instantes posteriores fueron de mucha incertidumbre, desde el rincón del estadounidense protestaban y afirmaban que Coggi exageraba, mientras éste era retirado en camilla.

El santafesino le aseguró a Publicable que “el cabezazo de Randall fue intencional”, a pesar de que el árbitro Collins lo juzgara como un choque de cabezas casual. Por este motivo, se tuvo que recurrir al fallo de los jueces para definir quién era el campeón mundial. Por unanimidad, Coggi recuperó una vez más el título, aunque esta vez sin poder festejar arriba del ring.

“Como boxeador Randall era una máquina, lástima que siempre tenía puesto todo lo que terminaba en ina”, sentencia Coggi como el chasquido de un látigo, en alusión al doping positivo que le dio al estadounidense en la Argentina en el tercero y último combate: “La primera pelea frente a Randall es la que perdí realmente, porque en la última -en Tucumán- ganó Randall en las tarjetas pero había consumido cocaína”. Coggi acusó al famoso promotor Don King de alterar las muestras examinadas en la Argentina, las cuales habían dado positivo de sustancias prohibidas.“El único caso en el mundo en que un doping da positivo y después negativo; se llevó los análisis a Estados Unidos y mágicamente dieron negativos”, se lamentó.

La pelea por el título de la AMB en Miami fue la última victoria de Coggi en una pelea de campeonato. Hasta el final de su carrera se sucederían dos derrotas más por el título de la Asociación, lo que suma un total de 17 peleas por la corona mundial, récord en el boxeo argentino.

FOTO:  Revista El Gráfico

FOTO: Revista El Gráfico

 

VIDEO DEL COMBATE:

Canal de youtube:  Quique Rodríguez

FOTO PORTADA: Diario Clarín

Dejá una respuesta »