En el archivo · Ilusiones en la selección amateur: Matthysse, Reveco y compañía, año 2003

Damián Pellecchia abril 11, 2014 0
En el archivo · Ilusiones en la selección amateur: Matthysse, Reveco y compañía, año 2003

Por Diego Mazzei – Diario La Nación 12/07/2003

La guarida se esconde en una de las calles internas del Cenard. La puerta de hierro conduce a una escenografía de bolsas colgadas, un impecable ring y una cartelera que amontona recortes de héroes no tan lejanos como Omar Narváez y cuadritos de viejas glorias, de tiempos en blanco y negro. Los muchachos entran de a poco, casi tímidamente. Hasta que llega Lucas Matthysse, con unos parlantes enormes que en los que se lee “Lucas” pintado en blanco. Al instante, suenan a todo volumen Pibes Chorros. Cumbia bien fuerte, de la más visceral, que acompaña la entrada en calor del seleccionado argentino de boxeo amateur, que el 4 del mes próximo partirá a la República Dominicana para intervenir en los Juegos Panamericanos (comienzan el 1º del mes próximo), que además constituirán la primera etapa clasificatoria para los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Ahora hay una nueva generación, sin tantos grandes pergaminos alrededor. Está Daniel Brizuela, el más chico (18 años), mendocino y pluma como Pablo Chacón, al que también se le asemeja en estilo y al que apodan Ben Laden. Está Lucas Matthysse (20), de Trelew como Narváez, y una de las promesas más sólidas. Está el grandote Ceballos (23), Julio Domínguez (26, el más viejo) y Fabián Velárdez (19, ya peleó en el Luna), el trío cordobés. También Ferreyra (19), el único zurdo, y los más bajitos, Acosta (24) y Juan Carlos Reveco (19). Falta Juan Flores (20, ausente con aviso, y después de las fotos se retira Martín Islas (20), de Bragado, igual que el recordado Andrés Selpa, gran amigo de su familia. Todos viven en el Cenard y reciben una beca mensual, aunque ahora el pago lleva un atraso de tres meses.

Arriba: M. Ferreyra, D. Brizuela, J. Domínguez, S.n Ceballos y M. Islas; abajo: M. Vergara (está en el equipo, pero no irá a Santo Domingo), L. Matthysse, J. C. Reveco, S. Acosta y F. Velárdez. Foto: Mauro Alfieri.

Arriba: M. Ferreyra, D. Brizuela, J. Domínguez, S. Ceballos y M. Islas; abajo: M. Vergara (estába en el equipo, pero no fue a Santo Domingo), L. Matthysse, J. C. Reveco, S. Acosta y F. Velárdez. Foto: Mauro Alfieri.

Es tiempo de una nueva camada, tras el paso al profesionalismo de un grupo que dejó grandes recuerdos. Aquel que integraban Narváez, Mariano Carrera, Hugo Garay, Guillermo Saputo y Víctor Castro, entre otros. Aquella escuela dejada por el entrenador cubano Sarbelio Fuentes (hoy al frente del fortísimo seleccionado de su país) fue tomada por Santiago Nieva y Alejandro Domínguez, que conducen a estos chicos. “Por cuestiones económicas esta camada no tuvo el roce internacional que logró la anterior. Esa es, tal vez, una desventaja”, reconoce Nieva. El boxeo lleva 55 medallas en la historia de los Panamericanos, de las cuales cinco fueron obtenidas en los últimos, en Winnipeg 99 (Narváez y Castro, oro; Garay, Ceferino Labarda y Manuel Azar, bronce).

Un equipo que se preparó en silencio. Sin estridencias. El boxeo argentino renueva su ilusión en busca de medallas.

Dejá una respuesta »