Sin Matthysses

Luciano Jurnet febrero 22, 2017 0
Sin Matthysses

Por Luciano Jurnet

“En este momento nos enteramos que Matthysse está en busca de un compañero de baile. Los fanáticos han estado esperando una pelea entre él y yo y estamos dispuestos a aceptarla si él lo desea. Personalmente creo que no la aceptará porque es un combate demasiado duro para un regreso”. Con aquella declaración se despachó ayer John Molina Jr., contra quien el argentino protagonizó una tremenda pelea en abril del 2014. A simple vista, “El Gladiador” aparenta un adversario harto complejo para la vuelta del chubutense, quien no sólo arrastra más de un año de inactividad, sino que su último duelo fue la sorpresiva derrota ante Viktor Postol, un revés que abrió un signo de interrogación respecto de su continuidad en el deporte. Sin embargo, ¿qué rumbo le conviene adoptar a Lucas?

Hay dos opciones posibles. Por un lado, “La Máquina” podría enfrentar a un colega de segunda o tercera línea, con el objeto de volver a intercambiar puñetazos y sentir el rigor tras 19 meses parado, contemplando además que incursionará por primera vez en la división welter, probablemente la que más talento ofrece en la actualidad. No obstante, de ser así, ¿de cuánto le serviría?

Una victoria sencilla difícilmente sea el trampolín inmediato a una chance ecuménica en las 147 libras, repleta de apellidos con aspiraciones de grandeza como Porter, Khan, Bradley y Broner, entre otros. Y aquí es propicio recordar que el documento del nacido en Trelew ya acusa 34 abriles, por lo que da la sensación de que no habría demasiado tiempo que perder. Esto dejando de lado el hipotético escenario de una inesperada caída, que definitivamente lo sacaría de competencia y lo acercaría al retiro.

Por otra parte, existe la chance de rivalizar ante un púgil de jerarquía sin “calentamiento previo”, uno que implique un verdadero riesgo por lo prematuro de su aparición pero que, de sortearlo, abriría de par en par las puertas a una corona. Se trataría de acortar camino, o de aventurarse por el que más obstáculos ofrece, como prefiera verse. Ahí aparecería Molina, Pablo César Cano, ex rey superligero  y hasta Emmanuel Taylor (todos nombres que sonaron en los últimos días), que lejos de ofrecer extrema peligrosidad, podría representar una piedra en el zapato de un patagónico que ofrece más dudas que certezas.

La vuelta de Matthysse es un hecho. Estará en la tremenda cartelera que estelarizarán Saúl Álvarez y Julio César Chávez Jr el 6 de mayo. Solo resta conocer cuál de los dos caminos asumirá ese tremendo noqueador que supo deleitar a propios y extraños con sus puños demoledores y cuya admirable carrera sufrió un alto inesperado una triste noche californiana de 2015.

Dejá una respuesta »