Llamado de leyenda

Luciano Jurnet junio 9, 2017 0
Llamado de leyenda

Por Luciano Jurnet

En marzo de 2014 Marcos Maidana pactó su primer combate ante Floyd Mayweather Jr. La emoción y ansiedad invadió a los fanáticos del noble arte, quienes esperaron con impaciencia el transcurrir de esos dos meses. El episodio final de la novela reflejó una soberbia actuación del “Chino”, quien, a pesar de caer por decisión mayoritaria, fue el púgil que más golpes propinó al moreno nacido en Michigan a lo largo de su carrera. Dentro de aquel torbellino de sensaciones, la prensa especializada resaltó un dato no menor: el santafecino estaba por enfrentar al mejor luchador del mundo libra por libra.

Como ocurrió cuando Luis Ángel Firpo se midió ante Jack Dempsey en 1923 o cuando “Ringo” Bonavena hizo lo propio frente a Muhammad Alí en 1970, Maidana tuvo el privilegio de cruzar guantes con el mejor colega que existía en su época. De haber ganado, indudablemente se hubiera erigido en el boxeador argentino más importante del siglo XXI y, quizá, hubiera podido sentarse en la misma mesa que Carlos Monzón para, cuanto menos, intercambiar argumentos acerca de quién merecería ser considerado el número uno de todos los tiempos nacido en este suelo.

“El Chino” perdió, el “primer chico” y la revancha. El tiempo pasó y una ocasión tan magnífica como esa no volvió a aparecer. Hasta hoy.

Dentro de un par de horas en Bergen, Noruega, Érica Farías se enfrentará a la colombiana Cecilia Braekhus, la indiscutida reina de todos los pesos.

La menor importancia del boxeo femenino, tanto económica como de repercusión mediática, se traduce en un entusiasmo y expectativa menor respecto de aquella noche en la que el noqueador de Margarita chocó con el “Pretty Boy”. Sin embargo, una realidad se impone: “La Pantera” enfrentará a la versión femenina de Floyd.

Braekhus no solo goza de un inmaculado récord de 30 victorias (8 K.O), sin derrotas ni empates, sino que es la “dueña” absoluta de la división welter. Propietaria de los cinturones ecuménicos de la AMB, CMB, OMB, FIB y hasta de la IBO (expondrá todos hoy), la morocha nacida en Cartagena alcanzó el status de mandamás en su décima presentación y, desde entonces, jamás cedió terreno. En otras palabras, desde 2009, cuando venció a  Vinni Skovgaard y obtuvo las fajas del Consejo y la Asociación, despachó a quien se le puso en el camino.

Verduga de rivales encumbradas, como Klara Svensson y Anne Sophie Mathis, y ex campeona europea amateur, “La Primera Dama” presenta aires de imbatibilidad, como otrora hiciera Mayweather.

Ante ese “monstruo” se enfrentará Farías (24-1, 10 K.O). La bonaerense llega al encuentro como claro punto, pero no por casualidad. Monarca en dos divisiones (ligero y superligero) y también vencedora de mujeres de gran jerarquía, como Svensson y Alejandra Oliveras, “La Pantera” ha recorrido un complicado camino, en el cual incluso probó el amargo aunque aleccionador sabor de la derrota (ante Delfine Persoon). Sus chances, aunque lejanas, no dejan de ser reales.

A las 18 horas, la argentina estará frente a la posibilidad más relevante de su vida. ¿Podrá lograr lo que ningún compatriota pudo y hacer historia? El misterio se develará en breve.

Dejá una respuesta »